Colmenar de Oreja

Our municipality is located southest of the city of Madrid, about 50 Km on the hydrographic plateau that make the rivers Tagus and Tajuña. And it surprises you for:

  • + For its cultural and patrimonial wealth, since it is one of the cities declared a Site of Cultural Interest in the category of Historic Site in the Region of Madrid and is a menber of the club “Villas de Madrid”.
  • + For its agricultural production, since it has eight wineries within the Denomination of Origin of Wines of Madrid.
  • + For ist production of high quality olive oils and porducts from the fertile lowlands that can be tasted through the gastronomy of our restaurants.

  • + For a very intense cultural life that is distributed throughout the year witn cycles of concerts, theatrical representations and traditional festivities.

According to a popular saying “There are three things about Colmenar that Madrid haven’t: the quarries, the jar owens and the Zacatín Bridge”.
Our limestone has been extracted since de 2nd century and used in the construction of monuments and buildings such as the Royal Palaces of Madrid or Aranjuez, Prado Museum and Royal Theatre.
The owens were those of the mud jars, very famous and essential in the ancient production of wines and olive oils.
Zacatín Bridge is a tunnel that supports the great Mayor Square of the municipality over the Zacatín ravine.
Colmenar de Oreja, today is reinvented as a cultural and tourist destination, In its streets an squares visitors can feel the reflections of its history, which is kept alive for those who want to know it.

Colmenar de Oreja

Our municipality is located southest of the city of Madrid, about 50 Km on the hydrographic plateau that make the rivers Tagus and Tajuña. And it surprises you for:

  • For its cultural and patrimonial wealth, since it is one of the cities declared a Site of Cultural Interest in the category of Historic Site in the Region of Madrid and is a menber of the club “Villas de Madrid”
  • For its agricultural production, since it has eight wineries within the Denomination of Origin of Wines of Madrid.
  • For ist production of high quality olive oils and porducts from the fertile lowlands that can be tasted through the gastronomy of our restaurants.
  • For a very intense cultural life that is distributed throughout the year witn cycles of concerts, theatrical representations and traditional festivities.

According to a popular saying “There are three things about Colmenar that Madrid haven’t: the quarries, the jar owens and the Zacatín Bridge”

Our limestone has been extracted since de 2nd century and used in the construction of monuments and buildings such as the Royal Palaces of Madrid or Aranjuez.

The owens were those of the mud jars, very famous and essential in the ancient production of wines and olive oils.

Zacatín Bridge is a tunnel that supports the great Mayor Square of the municipality over the Zacatín ravine.

Colmenar de Oreja, today is reinvented as a cultural and tourist destination, In its streets an squares visitors can feel the reflections of its history, which is kept alive for those who want to know it.

Valdelaguna

Un valle pronunciado, una calle singular, una antigua laguna del siglo XII y punto neurálgico de la Comarca de las Vegas. Valdelaguna son muchas cosas a la vez y también centro turístico de primera fila.

Las primeras referencias sobre Valdelaguna surgen en la Edad Media y el origen estable del municipio parece estar en la segunda repoblación llevada a cabo por pastores segovianos en la vega del Tajuña. Aun así, no se descarta la presencia humana con anterioridad ya que en esas tierras se han encontrado vestigios romanos y árabes. La localidad fue incluida en el Concejo de Segovia y posteriormente cambió de propiedad en varias ocasiones. En 1833, con la nueva distribución provincial, se incorporó a Madrid. La toponimia de Valdelaguna se refiere a su situación geográfica pues se encuentra en un valle donde antiguamente había una laguna.

Aunque por el término municipal no discurren ríos, el agua es abundante gracias a los arroyos de la Fuente María, de Morata y de la Veguilla así como a las fuentes existentes. Todo ello ha propiciado la presencia de álamos, robles y tierras de cultivo. Precisamente, la agricultura constituye una de las principales actividades de la población. Se producían, mayoritariamente, hortalizas, frutas, trigo, cebada, cáñamo, olivo y vid. Además, la ganadería también tenía relevancia –ovejas, asnos, mulas, cerdos, cabras…- y existían oficios diversificados junto con una creciente actividad industrial. La arquitectura urbana del municipio está relacionada con las actividades de la población y presenta características lineales. Aunque el número de construcciones y servicios ha aumentado considerablemente en las décadas pasadas todavía es posible encontrar dependencias agropecuarias y viviendas de tipología rural.

Valdelaguna ofrece interesantes muestras patrimoniales. Una de ellas es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Consta de una nave principal –cubierta con una bóveda de cañón con lunetos- y dos laterales: en la derecha se encuentra la sacristía y los altares de la Virgen del Carmen y de Santo Toribio, patronos de la localidad; en la izquierda hay una pila bautismal. A los pies de la nave, sobre una viguería de madera, se levanta el coro. La cabecera es la parte más antigua de la Iglesia y, aunque ha sido reformada en el siglo XX, su origen se remonta al XV.

Otros ejemplos del patrimonio se pueden contemplar paseando por las calles de Valdelaguna. Destacan la Fuente-Lavadero –compuesta por cinco elementos-, los restos del Molino aceitero de Empiedro y la Prensa de Vino –ambos son muestra de algunos oficios de la población-, la Plaza del Ayuntamiento y, también, las casonas –Casa del Cura y Casa Grande, fechadas en el siglo XVII-.

Ambite

Las primeras referencias de Ambite, han demostrado su vinculación histórica con las tierras orilladas del río Tajuña. Aprovechando las suaves pendientes de los cerros la mayoría de los asentamientos se levantaron en la orilla derecha del río. La bonanza geográfica en la Vega del Tajuña favoreció el asentamiento humano desde hace muchísimos siglos, como lo atestiguan los abundantes restos arqueológicos encontrados. Los más antiguos aparecidos en el entorno del actual Ambite pertenecerían a la época del Calcótico bronce. Los primeros pobladores del valle del tajuña que dejaron algún resto, fueron tribus celtíberas. El valle del Tajuña se ha entendido como una unidad territorial, más allá de su clasificación administrativa, ello es debido a diferentes motivos, el principal por su unidad geográfica, paisajística y medioambiental, la cuál ha ido caracterizando el paisaje, usos, costumbres y trabajos humanos.


Sin embargo, los primeros antecedentes de lo que actualmente se entiende por Ambite, se tendrían que buscar en la Baja Edad Media (s. XII-XIII) y siempre relacionándola con la localidad de Alcalá de Henares; puesto que, Ambite es uno de los lugares de la “Tierra de Alcalá” de los que se tiene mayor información. En cuanto al origen de su nombre, parece que hay que situarlo en la presencia musulmana en nuestro territorio, en 1124 se cita a la localidad bajo el nombre de Ambith et Balmores. Otros nombres relacionados con la localidad fueron Henbit o Ambid y Embit. Aunque la presencia romana en el valle del Tajuña, es muy notoria, se tiene constancia de las excepcionales vías de comunicación y obras públicas que realizaron, o del nombre de algunos municipios del Tajuña como Titulcia (que conserva el nombre), Tielmes se correspondería con Thermeda y Tagonius se refiere al río Tajuña; no se ha podido evidenciar algún origen latino de nuestra localidad.

Arganda del Rey

La población del término municipal alcanza los 53 821 habitantes. Se encuentra a 27 kilómetros de la capital, con la vega del río Jarama. Es un entorno natural privilegiado siendo parte del Parque Regional del Sureste.

Entre su patrimonio histórico a destacar resalta la Iglesia de San Juan Bautista y la Casa del Obispo Sancho Granado, entre otros.