Museo Oleico y de constumbres "La Almazara"

Esta antigua almazara es la única existente de los varios molinos de aceite que existieron en esta localidad. Estuvo en plena producción hasta 1967, año en el que se fundó la cooperativa aceitera de la Región Centro de España (RECESPAÑA).

Sus comienzos no están muy definidos en el tiempo, pero se tiene indicios de que ya funcionaba en el siglo XIX. A lo largo del tiempo, fue sufriendo sucesivas reformas, la primera de ellas en 1928 donde fue sustituida la tracción animal por motores eléctricos, y en 1954, se montó la batidora, se añade un nuevo molón a los dos ya existentes y se realiza la reestructuración de la sala tal cual está en la actualidad, gracias a los esfuerzos conjuntos de la familia Moratilla, Ayuntamiento de Brea de Tajo y la Dirección General de Agricultura de la Comunidad de Madrid.

La almazara, era el lugar de encuentro de la gente de la villa en los primeros meses del año, cuando después de un largo día de recogida de oliva, se llevaba allí la materia prima para venderla o cambiarla por producto ya fabricado. El aceite era para la mayoría de los habitantes de la villa, el único patrimonio que poseían, y en cierto modo, su vida giraba en torno a él y al cultivo de su fruta.

Actualmente, este museo sigue siendo un lugar de encuentro, pero no sólo de la gente amante del campo, sino de todas aquellas personas con inquietud por aprender, conocer, o simplemente compartir momentos entrañables de la historia del municipio.