Parroquia de San Juan Evangelista

Fue construida en el siglo XVII y es de estilo barroco. Ha sido restaurada varias veces, la última por Leopoldo Eijo y Garay en 1964 (se conserva una placa en la fachada). El templo cuenta con tres naves con columnas toscanas y una torre de campanario de dos cuerpos. Tiene en su interior una pila bautismal renacentista del siglo XIV (situada a la derecha de la entrada), y un bello artesonado central. La imagen de la Virgen de Bellaescusa, que antes bajaba sólo en romería durante las fiestas, en mayo y septiembre, preside ahora el templo. La imagen ha sido coronada y declarada alcaldesa perpetua del pueblo en 1962, cargo ratificado en el 2000.