Iglesia de la Asunción de Valdelaguna

Sobresale entre sus empinadas calles, como notable testigo de su pasado histórico, la Iglesia de Nuestra Señora de La Asunción.
Gozando de varias modificaciones a lo largo del tiempo, su construcción se lleva a cabo entre los siglos XV y XVIII.
Es un templo canónicamente orientado, construido en distintas fases y de planta irregular, a medio camino entre planta basilical con capillas y planta de cruz. Consta de tres naves, una central y dos laterales, con bóveda de cañón. La principal termina en un ábside donde se encuentra el altar y las pinturas del siglo XV que fueron descubiertas gracias a una de las últimas reformas del templo.
La torre que alberga el campanario, se remata con una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y en su parte central podemos ver una hornacina de la Virgen de La Blanca, antigua patrona del municipio.
En la nave de la derecha está la sacristía y los altares de los patrones del pueblo, la Virgen del Carmen y Santo Toribio.
Al exterior se encuentra enfoscado de blanco salvo en los sillares de las esquinas y la mampostería del zócalo. La zona de la torre, reconstruida en 2002 con ladrillo, cuenta con esquinas y zócalo recubiertos con placas decorativas de piedra de Colmenar.