Barranco de Villacabras

A tres kilómetros de Villaconejos alcanzamos el Barranco Villacabras, paraje natural en el que las aguas filtradas de la lluvia, al atravesar capas de terrenos salinos, se mineralizan cuando se impregnan de sulfato sódico y otras sustancias. Sus aguas se han venido utilizando como purgante o para afecciones de la piel. Por su parecido con las aguas mineromedicinales de Carabaña obtuvieron gran prestigio en el siglo XIX. Sin embargo, la falta de voluntad, iniciativa y organización hizo que no se industrializasen debidamente.

A lo largo de los siglos, un arroyo ha creado en este páramo yesífero unas vertientes que tallan acantilados de 50 m. de altura, los cuales forman el hábitat natural de una riquísima fauna y flora.

Se accede a este paraje a través de caminos de tierra y se considera de gran interés turístico para aquellos amantes del senderismo