Casa Solar de Luis de Ollauri

Si hay una vivienda que destaca en Villar del Olmo esa es la Casa de los Ollaurí, también conocida como Casa de los Ocón. Originaria del siglo XVII, los Ollauri edificaron esta casona que, con la abolición de los señoríos pasó a manos de los Villalvilla, quienes más tarde se la venderían a Antonio Escribano, adquiriendo así su tercera denominación, la casa del Tío Antolín.

D. Luis de Ollaurí Paredes-Medinilla (1587) fue caballero de la Orden de Montesa, miembro del Consejo Real de Hacienda en su Contaduría Mayor, alcalde de hijosdalgo de Villar del Olmo y regidor de Guadalajara durante cuarenta años. Además, ocupaba el cargo de teniente de alcalde mayor de Padrones del Duque del Infantado.

Esta residencia nobiliaria de 250m² está ubicada en el cruce de las calles Cuatro Esquinas y Amargura, formando una L que abraza un patio reducido. El cuerpo principal consta de dos alturas, la segunda de las cuales invade la calle apoyándose sobre pilares de piedra caliza que le dan un aspecto porticado a esa zona de la plaza Mayor.

En el prominente cuerpo superior se abría una ventana renacentista, hoy desaparecida, y un balcón que, durante los años en los que la casa fue Ayuntamiento, hizo las veces de balcón municipal desde el cual las autoridades presidían los actos públicos.