Senda Ecológica del Páramo a la Vega

Esta ruta nos ofrece un suave paseo, mostrándonos los valores naturales del sureste madrileño.
Es recomendable tomar como punto de partida, el páramo de Colmenar de Oreja que nos conduce a Chinchón y posteriormente a la campiña de Valdelaguna desde donde comenzaremos a descender hasta la vega de Perales de Tajuña.
Su trazado, prácticamente llano a lo largo de su recorrido, lo hace muy adecuado para el cicloturismo, pudiendo completarlo, ida y vuelta, en menos de cuatro horas.
A lo largo de la misma, atravesamos zonas con distintos tipos de vegetación leñosa de ámbito mediterráneo tales como encinares, coscojares y quejigares.
El espartal y la vegetación especialista en desarrollarse sobre suelos con yesos cubren las laderas de los cerros.
Este paisaje natural se inserta en un mosaico de cultivos mediterráneos como el olivar, el viñedo, o el cereal.
Esta diversidad de hábitats tiene reflejo en la gran variedad de fauna existente. Además, la presencia de paredes yesosas, buena parte de ellas consecuencia de la antigua traza del ferrocarril por donde transcurre parte de la senda, ofrecen cobijo a otras especies tales como el abejaruco o el búho real.
• Longitud: 20 km.
• Tiempo: 6 horas a pie.
• Altitud: 800 metros.
• Dificultad: Media – Alta.
• Tipo: Lineal.
• Época: Todo el año.
• Infraestructura: Señalizada.
• Consejos: Abastecerse de agua para realizar la ruta, especialmente en temporada estival. Extremar precauciones en los cruces de carreteras.