Chopo Singular

Ubicado junto a la fuente de San Isidro, se encuentra una de los árboles singulares de la Comunidad de Madrid. Un ejemplar de chopo lombardo de más de 70 años que cuenta con una protección legal por sus características y antigüedad. Son 30 metros de altura con un tronco de más de 3 metros que hacen que el diámetro de su copa alcance los 6 metros.