Museo Casa y Escuela Rural

El objetivo principal de este Museo es recuperar, proteger y mostrar el modo de vida de nuestros antepasados. Su condición de casa-escuela es el hecho más singular, que recupera de este modo la primitiva dedicación que tuvo.

El edificio está dividido en dos plantas, con fachada porticada y galería balconada en madera, típica de la zona, que se asoma a un amplio jardín delantero. En la planta baja se hallan el portal, la cocina, el comedor y la escuela, mientras que en la planta alta se encuentran los dormitorios. Todos los enseres y objetos que visten la casa son aportaciones de los vecinos y datan de la época. La rehabilitación se ha efectuado respetando fielmente el modelo constructivo, conservando en todo lo posible los detalles y acabados originales, logrando evocar con ello tiempos pasados llenos de recuerdos.

El Museo está ubicado en un antiguo edificio construido en la primera mitad del siglo XIX en los terrenos de la antigua iglesia, que al ser demolida pasaron a ser propiedad del municipio, construyéndose en ellos la escuela del pueblo. Hasta el año 1945 fue escuela de primeras letras y posteriormente vivienda del maestro, hasta que en los años 70 se clausuró.

Durante el proceso de rehabilitación en el año 2001 se descubrieron en la fachada superior unas pinturas hasta ese momento desconocidas. De temática militar, se trata una representación única en un edificio civil. En ellas se representan miembros de la Guardia Civil desfilando precedidos por el tambor mayor y rindiendo homenaje a un personaje a caballo, cerrando la composición un armón de artillería. Por el estudio de los uniformes se han fechado entre los años 1840 y 1860. Se desconoce su autor así como el motivo exacto de su representación, pudiendo interpretarse como escenas de la Guerra de África, como representación de la entrada triunfal de O’Donnell en Madrid el 11 de mayo de 1860 o incluso como lección de instrucción militar a los más jóvenes.