Fuente de los Huertos

En sus orígenes fue una modesta fuente encargada de abastecer agua dulce al pueblo. Su escaso caudal
llevó al Concejo a su remodelación, buscando para ello nuevas aguas que abastecieran a la misma.
Fue en 1616, bajo el reinado de Felipe III, cuando se autoriza la realización del minado de tres pozos cercanos a la fuente para recoger sus caudales incorporarlos a la fuente. Dichas obras fueron costeadas por los vecinos de Colmenar, según su
capacidad económica, siendo también ellos los encargados de la realización de las obras. A finales del siglo XVII, coincidiendo con la obras de la fuente del Barranco, se procede a la construcción del pilón cubierto y del abrevadero, así como la urbanización del conjunto.

Escritos del siglo XIX hablan de la importancia de la fuente para el abastecimiento de agua de consumo para los vecinos, a
pesar de su elevada salobridad. Su importancia era tal que el Ayuntamiento nombró a un guarda para su exclusiva vigilancia.
La fuente poseía un caño para el consumo público, y otro para el abrevadero. Las aguas sobrantes eran recogidas en un depósito conocido como Pozo Arancón. Las aguas contenidas en este depósito se empleaban para fabricar tinajas.
- Fecha: minado de aguas 1616.
- Fuente y abrevadero: segunda mitad del siglo XVIII.
- Lavadero: finales siglo XIX.
- Restauración: 1991.
- Situación: la fuente se encuentra en una vaguada a las afueras del pueblo, en la carretera que conduce a Aranjuez.